Policía
Category: Sociales

Los empresarios pidieron a los consumidores que no abarroten las tiendas con filas y a planificar sus compras.

Sorry We Are Closed

SAN JUAN, Puerto Rico – La Asociación de Comercio al Detal (ACDET) y MIDA reaccionaron al anuncio de la Gobernadora Wanda Vázquez del cierre total de los comercios desde el viernes 10 de abril hasta el Domingo de Pascuas, fin de semana de la Semana Santa.

En primer lugar, los grupos indicaron que se enteraron de las medidas a través de la conferencia de prensa, en lugar de coordinar previamente para desarrollar un plan de acción para esos días en los que anticipaban grandes congregaciones de ciudadanos en las tiendas. A estos líderes se unieron otras voces del sector privado, con el mismo reclamo.

“La cadena de suministros en la isla ha sufrido un impacto grandísimo con la emergencia del COVID-19, y el comercio, definido como esencial, ha tenido que hacer grandes ajustes para atender la situación y velar por la salud de sus empleados y ciudadanos en general. Las expresiones de la señora Gobernadora en cuanto a que el comercio no ha tenido pérdidas, son totalmente desacertadas y no representan la realidad del esfuerzo e inversión sin precedentes que el sector privado está haciendo para reclutar más empleados y atender al público en un marco de higiene, áreas desinfectadas y protocolos de acceso restringidos por seguridad”, expresó Liliana Cubano, presidenta de Hecho en Puerto Rico.

Por su parte, Marcos Rodríguez, presidente de la Asociación de Comerciantes en Materiales de Construcción (ACMC), añadió que el anuncio de la Gobernadora los tomó por sorpresa. “la ciudadanía reacciona temerosa ante los cierres de comercios y en lugar de mantenerlos en sus hogares, la reacción es contraria, abarrotan las tiendas y terminan exponiéndose más. En el caso de las ferreterías, la Orden Ejecutiva nos permitía abrir viernes y sábado, solo de 9:00am a 12:00m, por cita; por lo que ya no será posible ofrecerle al público los servicios y productos que estaban reclamando”.

Villa Coop

Otro sector que se afecta grandemente con esta medida es la agricultura del país, quienes suplen sus productos locales a supermercados y cadenas que venden alimentos, a las plazas del mercado y pequeños comercios. “Esta determinación representa un fuerte golpe a nuestros agricultores, quienes planificamos en Semana Santa la venta de verduras y frutos del país. Definitivamente, no ha habido una comunicación efectiva entre Gobierno y el sector privado, si se formó un “task force” económico, los Secretarios y la Gobernadora deben escucharlo. No podemos mirar únicamente las estadísticas de salud, nuestra prioridad es salvar vidas, sin embargo junto a ese plan tenemos que trabajar coordinados para ver hasta donde el comercio puede llegar, y que la economía no se afecte más”, destacó Iván Cordero, presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico.

Los líderes del sector privado exhortan a la ciudadanía a guardar el distanciamiento social, a no abarrotar las tiendas con filas y que no se expongan, que planifiquen sus compras para un tiempo razonable, mientras están en sus hogares siguiendo el toque de queda. Asimismo, hacen un llamado al Gobierno a tener comunicación efectiva y coordinada. Además, agradecieron a todos los comercios, sus equipos de empleados y las empresas de la cadena de abastos el gran esfuerzo para servir a la ciudadanía.