Policía
Category: Noticias

Los alcaldes de Mayagüez, Isabela y San Germán reclamaron prioridad para sus municipios.

Alcaldes del Oeste

SAN JUAN, Puerto Rico - Tres alcaldes de la región oeste, una de las más afectadas por el retiro de las empresas que cobijaba la antigua sección 936 del Código de Rentas Federal, endosaron la iniciativa que promueve el exgobernador y candidato a la Comisaría Residente, Aníbal Acevedo Vilá, para lograr una reducción de impuestos bajo el “Global Intangible Low Tax Income (GILTI)” que fue incluída en el “American Jobs Creation Act” del 2004, a empresas que traigan de vuelta la fabricación de medicamentos, vacunas y equipo médico a la isla.

Los alcaldes de Mayagüez, Isabela y San Germán, José Guillermo Rodríguez, Carlos Delgado Altieri e Isidro Negrón, respectivamente, reclamaron que el oeste sea incluido como zona prioritaria para el establecimiento de empresas si se logra la aprobación de una exención para esas empresas en Puerto Rico.

"Mayagüez necesita con urgencia esos empleos así como el resto de la zona oeste. Necesitamos que el gobierno se una con todos sus recursos a apoyar esta iniciativa. El desarrollo económico de nuestra isla se fortalecería con este tipo de empleos bien remunerados y con beneficios para nuestros jóvenes. Todos los años, en Mayagüez graduamos a cientos de ingenieros e ingenieras, científicos y científicas que podrían comenzar a trabajar al instante. Nos sobra el talento y la dedicación. La crisis del coronavirus ha puesto sobre la mesa la crisis de falta de medicamentos producidos en Estados Unidos. Esta es una oportunidad única de Puerto Rico ser parte de la solución a un problema norteamericano. Con la propuesta de Acevedo Vilá, gana EE.UU porque los medicamentos se producirían bajo la bandera americana y gana Puerto Rico (con) buenos empleos e inversión”, dijo el alcalde mayagüezano, José Guillermo Rodríguez.

Esta es una oportunidad única de Puerto Rico ser parte de la solución a un problema norteamericano.

Por su parte el alcalde de Isabela, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, resaltó la importancia de que todos los sectores apoyen la iniciativa para que regrese a la isla la producción e investigación farmacéutica de medicamentos, y enfatizó en que Puerto Rico ya tiene la experiencia en ese renglón. “Sería un proceso que no tomaría mucho tiempo ya que lo hemos hecho en el pasado. Ya existen facilidades que muy bien podrían comenzar a operar en un tiempo razonable tan pronto se llegara a unos acuerdos. En fin, sería un gran paso que podría complementar un plan de desarrollo económico mucho más abarcador”, sostuvo Delgado Altieri al tiempo que añadió que Puerto Rico debe impulsar en el Congreso de los Estados Unidos medidas que flexibilicen el poder llevar a cabo tratados contributivos con otros países del mundo a los que podamos servir como base de producción de estos productos.

Lab Sagrada Familia

Por su parte, el alcalde de San Germán, Isidro Negrón, apoyó la propuesta y se puso a disposición para unirse a cualquier esfuerzo de cabildeo y presión en la capital federal. “La presente crisis del coronavirus nos da una oportunidad para que todos los puertorriqueños seamos parte de la solución. En San Germán tenemos universidades, hospitales y facilidades que rápidamente pudieran insertarse a la línea de producción de medicamentos y aparatos médicos para suplir la demanda de los Estados Unidos. No hay tiempo que perder, manos a la obra”, sostuvo el alcalde de la Ciudad de las Lomas.

Por su parte, el exgobernador Acevedo Vilá acogió con beneplácito el apoyo de los alcaldes del PPD en el oeste y recalcó que "está iniciativa de desarrollo económico es vital para nuestro bienestar y calidad de vida. Lograr que nuestros jóvenes tengan buenos empleos es necesario y urgente. Ninguna otra iniciativa tiene la posibilidad de impactar positivamente nuestra economía y el empleo de manera rápida y efectiva como ésta. Sobre todo en un momento que podemos probar nuestra contribución a los Estados Unidos proveyendo los suministros médicos con la calidad y rapidez que distingue la mano de obra boricua”.

Concluyó que los Estados Unidos necesitan diversificar la producción de medicamentos, que al presente la gran mayoría proviene de China “con todos los riesgos y limitaciones que eso representa”.