Opinión

Category: Opinión

Colaboración del profesor Carlos Marrero

Es la educación la herramienta indicada para disipar las diferencias sociales y de valores, las que con su ausencia contribuyen al deterioro social.

Bloody Hand

Prof Carlos MarreroEn los pasados días, hemos visto el lamentable incremento en crímenes, secuestros y desapariciones. Es evidente que el sexo femenino ha sido el más impactado y de manera atroz; pero el sexo masculino no ha estado exento. A su vez, el bajo mundo y los sicarios demuestran sentir poder a la hora de manifestar sus desmoralizantes acciones, ya que la justicia aparenta estar de vacaciones. Todo esto provoca un sin número de emociones en el pueblo: dolor, frustración, impotencia, coraje, incredulidad en un sistema, entre tantas más. Es entonces, cuando, gran parte de la población achaca la culpa de todo lo que está ocurriendo, al gobierno, ya sea estatal o municipal. Pero en realidad, ¿es culpa del gobierno o existen más implicados? Ante esta interrogante, te invito a reflexionar.

El gobierno como organismo tiene cientos de vertientes, administradas por personas “expertas” en cada materia. Entre esas vertientes, una que ha demostrado ser pobre y siniestra, es la seguridad. Cuando hablo de seguridad, me refiero a la acción correspondiente de los policías, investigadores, de fiscales y hasta del fotógrafo en una escena del crimen. A esto se suma la importancia de los testigos de la escena, nuestra gente, quienes, por arte de magia, rara vez aparecen, pero como contradicción, por ejemplo, podemos ver como se filtran a minutos de ocurrir un asesinato, datos, videos, fotos, entre otras cosas.

Si analizan esto, hace rato que la gobernadora o gobernador de turno, salió del panorama de lo que pasa acá en la calle, porque hay casi un árbol genealógico en quienes se ha confiado y no hacen lo que les corresponde. Entonces, ¿crees todavía que la culpa es sólo del gobierno estatal o municipal? ¿No crees que, si cada profesional en su respectivo puesto hiciera con ética, moral y de corazón su labor, las cosas pintarían mejor en el país en que vivimos? Sabemos que existen profesionales de gran valía, pero las arcas gubernamentales se han llenado por décadas de personas sin deseos de hacer, aquello por lo que devengan un sueldo, y tú y yo lo sabemos y lo hemos experimentado. Por eso, la seguridad y el esclarecimiento de casos, será cada vez más difícil, y todo cambiará el día en que cada miembro haga lo que le corresponde hacer y se atreva a darlo todo por su patria.

Centro Ahorros

Mientras tanto, ¿existe algo que se pueda hacer? Sí, existe algo que se llama educación. Como profesional de este campo, y porque está comprobado, la educación es uno de los factores que más influye en el avance y progreso de sociedades. La educación es el mecanismo de movilidad social más eficaz que existe. Impide que se perpetúe la desigualdad social. Eso sí, para que la educación facilite esto, es necesario que sea y se evidencie en sus currículos, la equidad, la inclusión, y enseñanza de valores. Es urgente que se eduque a través de perspectiva de género, pero, si mirando el panorama actual y hay aspirantes a la gobernación, con miles y miles de seguidores que evaden que nuestro sistema educativo tenga todo lo expuesto como base, ¿cómo va a mejorar la calidad de vida y seguridad que tenemos? Es imposible.

Por eso, si queremos que nuestro país se transforme y no tenemos una óptica real y clara de todo lo que puede lograr la educación a corto y largo plazo, tal y como se describe con anterioridad, no esperemos un país mejor. Y, a ti que me lees, si te haces de la vista larga ante este tema y apoyas a aspirantes a gobernar nuestro país, que titubean cuando se les habla de una educación basada en perspectiva de género, pues te diré que tú eres parte del problema. Por tanto, ya la culpa no es huérfana, es tuya y de todos aquellos que se lamentan de la boca hacia fuera de la ola de crímenes que nos arropa, pero siguen con una mentalidad retrógrada y aplaudiendo desde las gradas a algunos de los que aspiran a dirigir nuestro país, que disfrutan de vernos hundir por no ver la realidad a la que nos han llevado.

Es momento de reflexionar y actuar...

-------------------------

El autor fue Coordinador Académico Estudiantil en EDP University en Villalba. Ha sido profesor universitario y director académico en la Universidad Interamericana. Conferenciante motivador y coordinador de eventos sociales.