Policía
Category: Sociales

Puerto Rico Industries for the Blind amplió su visión incorporando empleados con diferentes tipos de discapacidad, promoviendo la independencia financiera de esta población.

PR Industries for the Blind

MAYAGÜEZ, Puerto Rico - En el 2013, Enactus RUM y un grupo de exdirectivos de la desaparecida empresa Winstom Salem Industries for the Blind, que empleaba a personas legalmente ciegas, se unieron para reabrir operaciones como Puerto Rico Industries for the Blind (PRIFB), en el municipio de Mayagüez. Esta empresa social, sin fines de lucro, se dedica a la manufactura de uniformes y en sus inicios enfocaba en ofrecer oportunidad de empleo e igual paga a la población legalmente ciega.

En Puerto Rico, el 21% de la población tiene una diversidad funcional y más de la mitad enfrenta un nivel de pobreza mayor al resto de la población. Por ello, Puerto Rico Industries for the Blind amplió su visión social incorporando en su plantilla de empleados a ciudadanos con diferentes tipos de diversidad funcional promoviendo la independencia financiera de esta población en desventaja social. El éxito de esta empresa social ha derivado en ajustar todos sus procesos operacionales a la realidad y necesidad de su empleomanía, unida a procesos de calidad centrados en el cliente.

En el 2014, eran 60 empleados de los cuales 22 tenían una diversidad funcional. Hoy, PRIFB emplea 297 personas, de los cuales 148 tienen algún tipo de diversidad funcional entre ellas, sordos, ciegos, personas con autismo y perlesía cerebral, entre otras diversidades. PRIFB opera en dos edificios y tiene en su agenda expandir operaciones con un modelo replicable en otros pueblos de la isla y fuera de nuestras costas. Un modelo que ha demostrado la capacidad de crear empresas sociales para ser sostenibles y generar un desarrollo socioeconómico para el país.

Villa Coop

Enactus RUM ha sido un aliado estratégico desde el nacimiento de PRIFB, fomentando el desarrollo de sus operaciones y creando la base para una inclusión efectiva de la población con diversidad funcional. Su labor ha incluido identificar exitosamente propuestas locales y federales para fondos, la adquisición de máquinas adaptadas a la población, hasta el desarrollo de los programas de adiestramiento adaptados a la realidad de esta empresa, enfocado en el éxito de todos en el proceso. Su reciente aportación es: La Escuelita, una serie de talleres de costura industrial básica para que personas con diversidad funcional tuvieran la oportunidad de recibir adiestramiento en la industria y pudieran adquirir nuevas destrezas para emprender u obtener un empleo. Estos talleres de costura industrial, luego se convirtieron en parte del proceso de reclutamiento y entrenamiento de la empresa.

“Cuando tienes el honor de ser parte del crecimiento y expansión de una empresa como Puerto Rico Industries for the Blind y del empoderamiento que adquieren sus empleados, tu perspectiva como ser humano cambia, eres parte de algo más grande, algo que te llena. Experiencias así son las que te brinda Enactus, la oportunidad de servir y empoderar a comunidades que están deseosas por demostrar su potencial”, explicó Fabiola González, presidenta de Enactus RUM.

Enactus RUM y PRIFB crearon una alianza para incluir en sus operaciones a la población con diversidad funcional.

Para su mentora, la Dra. Patricia Valentín Castillo, quien ha sido parte desde el comienzo en el desarrollo de esta empresa social junto a los estudiantes de Enactus RUM, esta iniciativa se ha convertido en un proyecto modelo donde los estudiantes han obtenido un aprendizaje experiencial formando así una generación de líderes emprendedores e innovadores sociales los cuales han tomado acción en la inclusión de las personas con diversidad funcional, promoviendo así no sólo la autosuficiencia de estos sino aportando al desarrollo económico mediante el establecimiento, expansión y sustentabilidad de esta empresa social.

Por su parte, Rody Rivera Rojas, director de Enactus Puerto Rico, expresó su satisfacción, pues según él, la creación de empresas sociales, a través de proyectos que nacen de la inventiva de estudiantes emprendedores, no sólo atienden necesidades comunitarias, sino que generan un impacto real tanto económico como social. “En Enactus contamos con una gran red de apoyo global y local de empresarios, mentores, facultad y líderes comunitarios que aportan al desarrollo de más de 30 proyectos de empresarismo social actualmente la Isla, con más de $11 millones de aportación a la economía del país”.