Policía
Category: Noticias

Esto a raíz de la denuncia presentada por una mujer policía contra el alcalde.

Hector-Oneill

Héctor O'Neill, alcalde penepé de Guaynabo

SAN JUAN, Puerto Rico - El candidato a la alcaldía de Guaynabo por el Partido Popular Democrático (PPD), Ricardo Vicéns Salgado, pidió al Dr. Ricardo Roselló que destituya al alcalde Héctor O'Neill de sus posiciones dentro del Partido Nuevo Progresista (PNP), a raíz de la denuncia presentada por una mujer policía de este municipio contra O'Neill.

“Lo que se rumoraba por años en los pasillos del Municipio de Guaynabo, hoy se han convertido en una segunda demanda a nivel federal contra el municipio. Lo menos que Ricardo Rosselló, presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), debe hacer hoy, y lo reto, es que destituya inmediatamente a Héctor O’Neill de sus posiciones en el Partido Nuevo Progresista (PNP) por depravación moral. Si Rosselló dice que no tolera la corrupción, su candidato a alcalde de Guaynabo es la mejor oportunidad para demostrar cumplir con esa promesa”, señaló Vicéns Salgado.

Vicéns Salgado alegó en conferencia de prensa celebrada ayer que, en la denuncia, la mujer policía sostiene que O’Neill la violó y la agredió cuando ella trató de terminar la relación en verano del año 2015.

“En vista de que Ricardo Rosselló anda tan preocupado en estos días por las familias, hoy tiene una oportunidad de proteger a las familias de todas las mujeres que han sido víctimas de Héctor O’Neill y su depravación moral. Debe destituirlo de todas las posiciones que tenga en el PNP. Con esto protegerá también a la familia del alcalde, que no tiene culpa y está siendo víctima también. Dejarlo en la posición de poder donde está, es convertirse en cómplice de este escándalo”, añadió la licenciada Ivonne Lozada, presidenta de la Asociación de Abogados Populares.

The-little-houseEl parte de prensa indica que la mujer, quien tuvo una relación sentimental con el alcalde, sufrió los ataques, vejaciones y atropellos cuando intentó terminar la relación. "Tú eres una pu… y una fresca, que cómo me atrevía a dejarlo, que yo era de él y nadie más”, relata la mujer policía en la denuncia federal, donde asegura que cuando fue pareja consensual de O’Neill, se veían en horas laborables en un apartamento en el Condominio Altomonte de Caimito, donde Héctor O'Neill le restringió la libertad en una ocasión. "Me empujó con sus dos manos y restralló dos sillas y rompió un abanico de pedestal", relata el documento.

En la denuncia, la mujer policía relató además que en una ocasión, el alcalde de Guaynabo entró a su oficina, se bajó los pantalones y se masturbó en su presencia. Luego de las intenciones de la mujer policía de terminar con la relación consensual con el alcalde, relata que fue trasladada a servir de retén durante las noches, como medida para presionarla. La querellante aclara ante el DTRH que no se había quejado anteriormente con estos detalles por temor a represalias, porque el alcalde tiene influencias en la Policía estatal y el Departamento de Justicia. Además, asegura que el alcalde, de 71 años de edad, la amenazó con que en una relación previa le fracturó el brazo a otra persona, y cuando fue a querellarse los fiscales la disuadieron luego de hablar por teléfono con él.

“Mientras se vea este caso, O'Neill debe ser separado del Municipio. Es un peligro y una inmoralidad que siga aprovechando sus posiciones para hacer daño. Este caso nos recuerda la tragedia vivida en Cidra con el convicto ex alcalde Malavé", expresó la licenciada Lozada, quien informó que será radicada una querella ante la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente. "Un caso tan insólito como este debe ser atendido de inmediato".