Policía
Category: Noticias

“No podemos seguir siendo americanos a medias.” –Ariel Torres Meléndez, sobre la Segunda Enmienda.

carry gun

EL CAPITOLIO – Reaccionando a un posible veto por parte del gobernador Ricardo Rosselló al Proyecto del Senado 1050 que crearía la nueva Ley de Armas de Puerto Rico, el presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA), Ariel Torres Meléndez, expresó que los puertorriqueños “no podemos seguir siendo americanos a medias”, y obviar los derechos que nos cobijan en la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

“Miles de puertorriqueños están esperando esta firma histórica para ejercer su derecho fundamental bajo la 2da Enmienda de los Estados Unidos de Norteamérica. De esta forma el Gobernador logrará demostrar que está trabajando para el ciudadano decente en Puerto Rico. Vetar esta ley sería darle más poder al criminal en este país”, manifestó Torres Meléndez.

El presidente de CODEPOLA aseguró que el PS1050 es un proyecto de avanzada, que no beneficia económicamente a ninguna entidad o grupo, armería o club de tiro, solamente a la ciudadanía porque baja los costos para obtener una licencia única que incluye tiro al blanco y portación, pero es más restrictiva a la hora identificar al solicitante y su récord.

”El delincuente no se somete a ningún sistema del gobierno para que determine si este es ávido para tener un arma. El delincuente busca la manera fácil, la ilegalidad.”

La medida estipula que los solicitantes serían verificados mediante el National Crime Information Center (NCIC), National Instant Criminal Background Check System (NICS) y el Registro Criminal Integrado del Departamento de Justicia (RCIJ). De esta manera, sacan del panorama la necesidad de llevar a cabo una investigación de campo -que incluya llevar hasta el tribunal a tres personas para testificar sobre el proceder del solicitante, pero “verificarán las huellas con otras que hayan aparecido en escenas del crimen, si tienes en curso órdenes de protección, de acecho o Ley 54 y te harán firmar una declaración jurada que indique que no estás o no estuviste bajo tratamiento por problemas de salud mental”, explicó Torres Meléndez.

Centro Ahorros

Entre las disposiciones más importantes está que la solicitud para la expedición de una licencia de armas deberá estar acompañada por un sello de Rentas Internas de $200 y la Oficina de Licencia de Armas de la Policía de Puerto Rico tendrá hasta 45 días para emitirla. De no ocurrir una determinación por parte de la Policía dentro de este término, el solicitante tendrá derecho a acudir al Tribunal Municipal y mediante petición deberá resolverse en 15 días.

“Los que se oponen al cambio y a una nueva ley de armas, nos juzgan como si fuésemos los delincuentes, cuando lo que queremos es estabilizar la balanza contra el criminal...”

Por otro lado, expresó que aún aprobando la nueva Ley de Armas de Puerto Rico, que es superior a la vigente Ley 404-2000, “los puertorriqueños seguimos en desventaja ante la incidencia criminal. El delincuente en Puerto Rico camina libremente mostrando su arma, la cual obtiene mediante el tráfico ilegal, roba, asesina y no le tiene miedo a la justicia. El delincuente no se somete a ningún sistema del gobierno para que determine si este es ávido para tener un arma. El delincuente busca la manera fácil, la ilegalidad”. En cambio, aseguró que el ciudadano decente se somete a los requisitos del estado y mantiene un comportamiento apropiado, como debe ser en un país de ley y orden. “Los que se oponen al cambio y a una nueva ley de armas, nos juzgan como si fuésemos los delincuentes, cuando lo que queremos es estabilizar la balanza contra el criminal y poder defender lo más valioso que tiene un ser humano: la vida”, indicó Torres Meléndez.

Torres Meléndez concluyó que “conociendo que nuestro gobernador, que siempre ha buscado lo mejor para nuestro Puerto Rico y unirnos más a la gran nación americana, no tengo la menor duda de que le hará justicia a todos los puertorriqueños con la firma de este proyecto”. En estados como Texas y Vermont, la incidencia criminal es mínima, comparado con Nueva York, California y Puerto Rico donde la ley de armas es sumamente restrictiva y se ha disparado la incidencia criminal.

La Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencias de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA) se dedica a defender al ciudadano que legítimamente tiene licencia de armas el derecho lo ven como un privilegio y se hizo necesario tener un servicio legal con los abogados especializados en la Ley de Armas de Puerto Rico (Ley #404) o cualquier ley prospectiva que se relacione con la tenencia legítima de armas de fuego en el país.