Policía
Category: Noticias

La comunidad rural utiliza el mismo acueducto comunitario desde el año 1962.

problema agua comunidad San German

SAN GERMÁN, Puerto Rico - Luego de una vista ocular en el barrio Caín Alto, sector Perichi, del municipio de San Germán, el senador Carlos Rodríguez Mateo, del Distrito de Guayama y presidente de la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales, se comprometió con los residentes de este sector a buscar una solución al problema de suministro de agua en esta comunidad rural.

“Nosotros nos estaremos comunicando inmediatamente con el municipio de San Germán para ver si hay alguna solicitud oficial ante FEMA, entre otras cosas”, aseguró el legislador. “Del mismo modo, estaremos solicitando un estimado para ver a cuánto ascienden los costos para poner los tres tanques en buenas condiciones y cumplir así con las exigencias de la EPA (Environmental Protection Agency) y el DS (Departamento de Salud). Nuestro compromiso es darle la ayuda económica a través de nuestra asignación legislativa”, afirmó Rodríguez Mateo.

La vista ocular surgió al amparo de la Resolución del Senado 527 que ordena a la Comisión realizar investigaciones continuas sobre los diversos problemas de salud ambiental y amenazas a los recursos naturales, así como también sobre el impacto en el ambiente, los recursos naturales y la salud de los ciudadanos.

De acuerdo con los residentes, la comunidad rural utiliza agua de un acueducto comunitario desde el año 1962. Éste sirve a 500 personas.

Rotulos Flow Art 2

“Nosotros tenemos una población bastante envejeciente, tanto es así que el 32 por ciento de la misma cuenta con 70 años de edad o más. Asimismo, es pobre, pues sólo un 22 por ciento de ésta tiene empleo a tiempo parcial y con un salario mínimo”, manifestó Leonor Velázquez.

Según Velázquez, el acueducto es tan antiguo que requiere de mucha inversión económica cada vez que confronta un problema. “Necesitamos urgentemente hacer renovaciones. El camino para llegar a la casa de bombas está muy rocoso y lleno de hoyos. El celador que maneja el sistema tiene que bajar y subir a pie al menos dos veces al día, poniendo en peligro la vida”, dijo la residente, al tiempo que afirmó que el camino que conduce a la represa se encuentra en pésimas condiciones. “O sea, intransitable. Son más de ocho kilómetros que los voluntarios deben subir a pie cada vez que se le va a dar mantenimiento a la represa.” Además, la carretera 361 tiene zonas propensas a derrumbes.

“El acueducto comunitario le sirve a 250 viviendas y sólo tiene tres tanques de reserva de agua. Ahora mismo necesita ponerse en cumplimiento con la Environmental Protection Agency (EPA) y el Departamento de Salud (DS), entre otras cosas. Asimismo, hay que reemplazar parte de los tubos de distribución a la comunidad consumidos por un fuego, y un sistema de filtros para el agua”, señaló Rodríguez Mateo.

Al mismo tiempo, el legislador hizo énfasis en que la comunidad no puede depender de un sistema de energía que esté atado a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). “Ellos están solicitando un sistema de placas solares”, dijo Rodríguez Mateo.