Policía
Category: Noticias

Entre el 2001 y el 2012 se sembraron 511,751 árboles en 566 áreas, incluyendo áreas urbanas, zonas costeras, cuencas hidrográficas, áreas naturales protegidas, carreteras, autopistas y comunidades en zonas rurales.

Senador Rodriguez Mateo

(Foto Archivo)

EL CAPITOLIO - El senador del Distrito de Guayama, Carlos Rodríguez Mateo, se mostró muy satisfecho con la aprobación unánime, en la Cámara Alta, del Proyecto del Senado 831 de su autoría, y que ya pasó a ser considerado en la Cámara de Representantes.

La medida legislativa, radicada por el también Presidente de la Comisión de la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales y por el legislador del Partido Popular Democrático (PPD), Miguel Pereira, “busca enmendar los artículos 2 y 3 de la Ley Núm. 2014-2010, a los fines de realizar enmiendas a la política pública establecida en esta Ley, con el propósito de priorizar la siembra de árboles autóctonos, así como promover el manejo y la disposición adecuada del material vegetativo descartado y viabilizar la coordinación con entidades no gubernamentales”.

“A partir de la aprobación de la Ley Núm. 214-2010, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) asegura haber mantenido un plan abarcador de reforestación, implantado desde el Negociado de Servicio Forestal (NSF)”, informó Rodríguez Mateo.

Mirandas Bakery

De acuerdo con la información suministrada por la División de Servicios Ecológicos y Forestales del NSF, entre el 2001 y el 2012 “se sembraron 511,751 árboles en 566 áreas, incluyendo áreas urbanas, zonas costeras, cuencas hidrográficas, áreas naturales protegidas, carreteras, autopistas y comunidades en zonas rurales”.

Entre las especies sembradas estuvieron Almácigo, Almendro, Abeyuelo, Ausubo, Bahinia, Bariaco, Capá Blanco, Corazón Cimarrón, Palma Real, Guayacán, Reina de las Flores, Roble Amarillo, Roble Guayo, Roble Glomerata y Roble Nativo.

“Del 2013 al 2016, se sembraron 93,979 árboles, y en el 2017, bajo el programa Protegiendo Nuestras Cuencas, se sembraron 58,135 árboles, con el fin principal de revitalizar las cuencas”, hizo hincapié el salubrista.

Según Rodríguez Mateo, y tras el paso de los huracanes Irma y María, la Isla quedó prácticamente deforestada.

“La devastación natural ya tiene consecuencias muy serias y negativas en el entorno natural y en la calidad de vida, tales como el aumento de las temperaturas en las áreas más afectadas, así como también el aumento de riesgo de inundación por causa de erosión de terreno”, señaló el legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“De acuerdo con los profesionales en el área de reforestación, los árboles nativos resisten mejor los organismos invasivos y las enfermedades. Asimismo, proveen una fuente de alimento y refugio adecuado a la fauna nativa de la Isla”, terminó diciendo Rodríguez Mateo.