Policía
Category: Noticias

Para el senador Romero Lugo, los residentes legales permanentes en Puerto Rico comparten gran parte de la carga contributiva.

Senador Miguel Romero

Senador Miguel Romero Lugo, presidente de la Comisión de Gobierno del Senado

CAPITOLIO - El senador del Distrito de San Juan por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Miguel Romero Lugo, radicó una serie de medidas dirigidas a beneficiar a la comunidad de inmigrantes residentes legales en la Isla relacionados con la salud. Entre estas se encuentra una legislación para que esta comunidad no tenga que esperar por un espacio de cinco (5) años para beneficiarse del plan médico del gobierno de Puerto Rico, y otra medida que beneficia directamente a las mujeres embarazadas inmigrantes residentes de la Isla para que puedan recibir su cuidado prenatal, parto y pos parto.

Para el senador Romero Lugo, los residentes legales permanentes en Puerto Rico (los que tienen la “green card”) comparten gran parte de la carga contributiva con los puertorriqueños residentes en la Isla y también aportan a la economía de Puerto Rico mediante el pago de contribuciones estatales, municipales, entre otras. “Precisamente, esta población contribuye a sufragar el Sistema de Salud del Gobierno de Puerto Rico y no lo disfrutan en igualdad de condiciones que los demás”, expresó el legislador.

Uno de estos proyectos enmienda la Ley Núm. 72-1993, conocida como la “Ley de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico”, para que los residentes extranjeros con estatus migratorio de residente legal permanente puedan recibir la cobertura del plan de Salud del Gobierno de Puerto Rico luego de haber estado domiciliados en la Isla por un período de dos (2) años. El costo de la cubierta para estos beneficios médicos será sufragado exclusivamente con fondos del Gobierno de Puerto Rico y, luego que éstos residentes cumplan cinco (5) años de domicilio en la Isla se podrán utilizar fondos federales (requisito establecido por gobierno de los Estados Unidos).

Esta Ley entrará en vigor el 1 de julio de 2019 (fecha en que debe estar balanceado el presupuesto), ya que el Plan Fiscal de Puerto Rico presentado ante la Junta de Supervisión Fiscal dispone que el déficit estructural del gobierno deba ser eliminado entre los años fiscales 2018 y 2019.

BA Centro Ahorros

Mientras tanto, la otra medida crea la “Ley para establecer el derecho al cuidado prenatal, parto y postparto para embarazadas médico-indigentes en Puerto Rico”. El Congreso de los Estados Unidos no ha enmendado los criterios de elegibilidad de los programas federales Medicaid y Medicare para permitir que personas con estatus migratorio indefinido puedan solicitar servicios de salud bajo los referidos programas. El senador, quien preside la Comisión de Gobierno del Senado, indicó sobre esta medida que “una de las poblaciones más vulnerables, en lo que acceso de servicios de salud se refiere, con mayor riesgo la componen las mujeres embarazadas médico indigente con status migratorio indefinido y sus infantes recién nacidos. Independientemente del “status legal migratorio” de la mujer embarazada, ésta debe recibir el cuidado adecuado durante el embarazo con el propósito, entre otros, de evitar complicaciones adicionales, que pueden afectar la criatura y su futuro desarrollo”.

En Puerto Rico es importante destacar que el 11 de octubre de 2012 el exgobernador, Luis G. Fortuño, firmó la Orden Ejecutiva OE-2012-53 para ordenar que se les brinde cuidado prenatal, parto y postparto a mujeres embarazadas médico-indigentes y residentes en la Isla, sin tomar en consideración su estatus migratorio. Para viabilizar dicha política pública, el Departamento de Salud aprobó el Reglamento 8267 el 16 de octubre de 2012.

“Cónsono con esta política pública, considero imperante garantizar mediante ley que se provean servicios médicos adecuados y accesibles a mujeres embarazadas médico-indigentes, independiente a su estatus migratorio indefinido residentes en Puerto Rico”, sentenció Romero Lugo.

Por otro lado, el legislador radicó otra medida legislativa que crea la “Ley de Licencia Especial para Empleados con Enfermedades Graves de Carácter Catastrófico”. Según Romero Lugo, esta licencia especial es para aquellos empleados que sufren una de las enfermedades graves de carácter catastrófico enumeradas por la Cubierta Especial de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico. Entre las enfermedades graves de carácter catastrófico figuran: (1) el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA); (2) tuberculosis; (3) Lepra; (4) Lupus; (5) Fibrosis Quística; (6) Cáncer; (7) Hemofilia; (8) Anemia Aplástica; (9) Artritis Reumatoide; (10) Autismo; (11) Post Trasplante de Órganos; (12) esclerodermia; (13) Esclerosis Múltiple; (14) Esclerosis Lateral Amiotrófica (ALS) y (15) Enfermedad Renal Crónica en los niveles 3, 4 y 5.

Esta ley aplicará tanto a empleados públicos como del sector privado. De acuerdo con el proyecto, los empleados podrán disfrutar de una licencia especial de hasta un máximo de seis (6) días laborables anuales adicionales a los recibidos por legislación, convenio colectivo o licencias por enfermedad que les aplique. Estos días no serán acumulables ni transferibles, solo se podrán disfrutar después de agotados los días de enfermedad, y no está sujeto a una liquidación monetaria, entre otros aspectos.