Policía
Category: Noticias

Durante la vigilia, se llenó de velas las escaleras que lleva a la Iglesia Nuestra Señora de Carmen.

VigilaMorovis

MOROVIS, Puerto Rico - El pueblo de Morovis se volcó ayer en su plaza pública para unirse en una vigilia en recordación del comerciante oriental Xiang Liang Ting, de 60 años, asaltado y baleado en su restaurante en el Barrio Barahona. La actividad, convocada por el galeno Francisco del Río y la Administración Municipal de Morovis contó además con la presencia de líderes religiosos, deportivos y comunitarios de este municipio de la montaña.

"Hoy estamos aquí en defensa de nuestro pueblo. En la medida en que ocupemos los espacios públicos, el mal se va a retirar. En la medida en que atendamos a nuestras familias, Puerto Rico va a mejorar. En la medida en que hagamos actos afirmativos de solidaridad, vamos a prevalecer como pueblo", declaró la alcaldesa Carmen Maldonado. "Dice bien el doctor del Río cuando nos exhorta a indignarnos ante las injusticias. No basta con asombrarnos y comentarlo en las redes sociales, que está bien, pero debemos tomar acción como lo estamos haciendo hoy".

BA Laboratorio Sagrada FamiliaLa vigilia, donde asistieron cientos de moroveños, contó con la presencia de la viuda del comerciante, Doña Lili Xian Ting, quien agradeció las muestras de solidaridad y consuelo de los moroveños. Doña Lili estuvo acompañada de una de las empleadas de su restaurante La Casa China, quien comentó a un noticiero local (Telenoticias) que los empresarios orientales llevaban más de 20 años en Puerto Rico y habían regentado restaurantes en Corozal y Morovis. "Gente muy trabajadora y amable. Nosotros estamos destrozados porque somos familia, una gran familia en todo el sentido de la palabra. Estamos en las buenas y en las malas. Por eso estamos aquí".

Durante la vigilia, donde se llenó de velas las escaleras que lleva a la Iglesia Nuestra Señora de Carmen, se informó que el velorio de Xiang Liang Ting será en la Funeraria Torrecilla de Morovis este sábado de 4:00 a 8:00 pm. Posteriormente su cadáver será cremado y entregado a su esposa e hijos.